martes, 15 de agosto de 2017

¿hay algo más efímero que el boleto del bondi?

tinta que corre y va, distinta,
dando clases de contorsionismo por la pasta de celulosa,
raíces muertas, cadáveres de papel.

te cuentan con figuras y miles y miles de formas:
que cómo andas
que si la lista de la feria
o un par de apuntes que el profesor quería.

quien diría
que el 144 iba a demorar hoy, justo hoy,
pero llevo esperando tres días.

se me acaba la seda, y no se da.
hay que irse dando cuenta
de que nos están sedando.

ojalá alguna vez alguien encuentre
todas las páginas que tire a la basura.
me gustaría que las leyera y se riera,
pero más me gustaría que volvieran al tacho
(porque ta).

últimamente tres minutos es pila de tiempo,
y hace pila que no pasa nada.

parece que el tiempo fuera y viniera
de paseo por la rambla
antes de ir a hacer lo suyo,
aprovechando el bondi de una hora.

las lapiceras son efímeras pero más lo son tus boletos,
por eso pa escribirte algo, voy caminando
(o me quedo quieto).


agradecimientos especiales a kiki por acordarse de la frase final cuando yo sin duda no podía.

lunes, 24 de julio de 2017

capuchino(ka).

le dije oka a una piba que tomaba un capuchino mocca,
me la crucé en rivera y soca,
tenía pila de ropa y parecía barroca,
(un poco despistada) tropezaba con tremenda roca.

la ayude a levantarse, una sonrisa dibujó su boca,
nos pusimos a charlar y parecía que estaba loca
dijo que es fan del café pero no le gusta la coca,
porque su sistema quiere cafeína pero poca.

un personaje sumamente interesante es lo que toca,
era un poquito atractiva y su mirada algo lindo evoca,
como a días grises y canciones de otra época.

de bobera enfrente nuestro un auto casi choca,
dice que se salvó porque dos por tres a satanás invoca,
quise reírme pero de mi boca la risa revoca,
me mira fijo y me dijo "re oka".

yo me sentí un poco raro, y con un buzo que sofoca,
dije "debo irme, el liceo me convoca",
caminé estando seguro de que ella no se equivoca,
tomar freskita o coca en la diabetes desemboca.




viernes, 2 de junio de 2017

Vapore$

vapor.
casi me caigo desperezandome.
burbujas en el piso.
una ventana
que da directamente al cielo.
rojo, 
fuerte, 
sincero.
veinticinco flores rosadas acompañan la vista.
se que no van a estar ahí, 
pronto,
y yo tampoco.
¿o si?
¿cuanto tiempo pasa hasta que cada célula de mi cuerpo
muere?
¿cuanto tiempo pasa hasta que soy otro, por completo,
pero soy igual?
¿cuanto tiempo pasará hasta la próxima temporada?
cierro los ojos y,
por unos segundos,
soy el ser más vulnerable que jamás existió,
pero después de enguajarme el shampoo,
cierro la ducha.

otro día de falso invierno para aparentar,
pero nosotros sabemos.

jueves, 11 de mayo de 2017

al lado de la impresora

que mejor para pirar con vos
que colgarme en tu mirada
conversar
solo con tus ojos
(un poquito con tus cejas)
contarte un montón de boludeces que ya sabes

irme por las ramas 

saltar de dos en dos
los tres escalones
de un porche cualquiera
a las siete
acá

donde oscurece pero está lindo igual
donde la noche te confunde
donde podés escribir un poema
sobre el pronóstico del tiempo
y escribir la receta 
de como cocinar 
una tarde perfecta. 

al lado de la impresora
hay algo que te escribí
y nunca pude darte
o no quise
o no se

eso seguro.

lunes, 8 de mayo de 2017

pomelo con azúcar.

si no quiero charlar le pido al silencio que no haga ruido
que si el zumbido está bien fuerte es mejor
que el palpitar de mi corazón es un solo de batería
pero este día no es ningún tema de rock.

y aunque caminar por la lluvia esta bueno
hace calor
pero del pegajoso
recién es la una y queda pila de vida por delante.

siento que si me miras tan fuerte me vas a lastimar
y que si no te comes esa mandarina
lo voy a hacer yo.

no es que tenga muchas ganas,
o que la tinta china se esté acabando,
pero me aburrí de garabatear palabras
y quiero conocer algo nuevo, que sonría.

soy un explorador en pleno montevideo
y las calles que caminé todos los días hoy son distintas.
y vos, diferente.

a veces cuando quiero pensar le grito a la música que por favor se calle.

martes, 25 de abril de 2017

¿te invito a tomar una cocoa?

vivimos en una ciudá con un millón y pico de personas.
pero en todos los rostros veo el tuyo,
pelado.
y eso que todavía no existís,
y por ahí nunca lo hacés.
sólo digo,
que antes de quererme, juzgarme,
o intentar asesinarme,
deberías ver el tamaño de las uñas de mis pies.
alguna vez.
te invito a tomar algo?
tengo agua
(a temperatura ambiente)
y un concepto diferente
de lo que es un delincuente.
pero igual,
soy un loco tranquilo,
y ya me está creciendo pelo.
capaz cuando lo tenga largo
pueda viajar en el tiempo.
¿no?
habrá que ver,
pelado.
sin embargo, queride,
me gustaría saber una cosita más.
¿dejaste las chancletas arriba de la heladera?
te decía porque ta,
todavía queda tiempo,
y para eso estamos.